Diferentes maneras de aprender inglés

La educación reglada y controlada a través de personal docente cualificado, resulta obviamente fundamental para obtener éxito en el aprendizaje de un idioma. Sin embargo también hay otros modos de aprender inglés... un aprendizaje heterodoxo que podrá complementarse con las lecciones más exhaustivas. En todo tipo de aprendizaje, sea sobre una lengua o sobre cualquier otra disciplina, la diversión y la variedad son factores importantes. Los momentos de estudio a conciencia deben ser asociados a momentos de esparcimiento, y con esto no nos referimos a recreos o a ocio sin objetivo. Los juegos, la música... también pueden servir para aprender inglés, así como otros idiomas.

Mucho del vocabulario puede conocerse, por ejemplo, a través de los juegos online o a través de series de televisión en inglés o películas. Tanto disponibles para PCs como para tabletas o smartphones, los juegos online pueden resultar instructivos respecto a la optimización del vocabulario. Existen juegos para etapas infantiles en los que los pequeños deberán identificar imágenes con palabras escritas en el idioma correspondiente.

Por supuesto, estos juegos deberán ser supervisados por el personal docente, de manera que se corrijan posibles errores de pronunciación, posibles errores semánticos... La coordinación entre el alumno, los padres y el profesorado resulta fundamental. De este modo, el estudiante verá ampliadas sus opciones para aprender mejor, y en menos tiempo, una lengua que le es totalmente ajena.

El visionado de películas también es una opción divertida y que puede resultar muy instructiva. Los profesores propondrán películas para ver en casa o el aulas interactivas, películas en VO o en VOSE, dependiendo de las necesidades. También han de recurrirse a métodos tradicionales, como la lectura de cuentos para los más pequeños. Sin embargo, hay que tener cuidado con un factor, y es de la pronunciación. Si los padres no dominan este aspecto, deberían limitarse solo a leerles los cuentos en la lengua materna, dejando la lectura en el otro idioma para los especialistas, que podrían procurar esta tarea durante horas de biblioteca u horarios especiales.